Seguidores

05 mayo 2019

"A LO MEJOR HEMOS ENREJADO LAS IDEAS"












MEX URTIZBEREA

 Publicado en La Nación, periódico Argentino, el día 30 de noviembre de 2007

Como no tiene desperdicio la coloco para que mis amigos lean su interesante artículo.

El autor de la nota es músico, actor y humorista, nació en Buenos Aires el 25 de octubre de 1960. En los '80 formó parte de la agrupación M.I.A (Músicos Independientes Asociados) junto a Lito Vitale y otros, y en 1988 editó su primer disco La sonora del Plata.
Cuatro años después participó de De la cabeza, programa emitido por América 2, y un año más tarde fue parte del recordado elenco de Cha-cha-cha. En 1995 creó el programa televisivo Magazine for fai, que se emitió con diferentes variantes y sucesivamente en la señal Cablín (de VCC), TyC Sports (1998) y América (1999).
En 2002 incursionó en el cine con Valentín,  película que recomiendo dirigida por Alejandro Agresti. En la actualidad, escribe todos los viernes su columna de LA NACION, en la revista Veintitrés y conduce el programa de radio Lo que el aire se llevó (Mitre).
En 2004 publicó el libro Crónicas masculinas (Sudamericana), una recopilación de sus artículos publicados en LA NACION Revista.

Aquí transcribo el artículo:

“CADA UNO SE CONSTRUYE SU PROPIA CARCEL”

"Gerardo Hernández, mi vecino"

Para vivir en un país más seguro o para transformar el mundo en un lugar donde se pueda estar tranquilo, las posibilidades que se nos sugieren tienen raíces muy filosóficas:

Si no alcanza con candados, hay rejas.
Si no alcanza con rejas, hay puertas blindadas.
Si no alcanza con puertas blindadas, hay alarmas.
Si no alcanza con alarmas, hay alambrados electrificados.
Si no alcanza con alambrados electrificados, será que hay que pensar en alguna otra cosa.
Si no alcanza con policía hay seguridad privada.
Si no alcanza con seguridad privada hay pistola en el ropero.
Si no alcanza con pistola en el ropero hay escopeta.
Si no alcanza con escopeta, hay ametralladora.
Si no alcanza con ametralladora, será que hay que pensar en algo nuevo.
Para vivir en un mundo más seguro, para que nuestros países enfrenten el flagelo de la inseguridad, los grandes cerebros de cada punto del planeta reflexionan, profundizan su mirada, van a la fuente del problema, y aportan posibles soluciones:
Si no alcanza con garitas, hay vallas.
Si no alcanza con vallas, hay murallas.
Si no alcanza con murallas, hay ejércitos.
Si no alcanza con ejércitos será que hay que pensar en algo más.
Si no alcanza con cárceles, hay pena de muerte.
Si no alcanza con cámaras de seguridad, hay cámaras de gas.
Si no alcanza con cámaras de gas hay silla eléctrica.
Si no alcanza con silla eléctrica hay fusilamientos en masa.
Si no alcanza con los fusilamientos en masa, será que hay que pensar en algo más.
Para vivir en un mundo más seguro, en un país más seguro, se nos sugieren posibilidades que dan cuenta de un análisis profundo de las cosas, el sentido más filosófico del asunto, allí donde está el meollo del problema, el origen de estos males; se desanda la historia, se reconocen las fallas del sistema, se asume que de tal causa tales consecuencias, y frente a esas consecuencias es que se nos sugieren reveladoras posibilidades para lograr vivir en un mundo más seguro, en un país más seguro:
Si no alcanza con arma de puño, hay arma larga.
Si no alcanza con arma larga, hay arma de lanzamiento.
Si no alcanza con arma de lanzamiento, hay bombas caseras.
Si no alcanza con bombas caseras, hay bombas de uranio, plutonio, de neutrones o de hidrógeno, radiológicas, de fusión nuclear, de fisión nuclear, de fisión-fusión-fisión, atómicas.
Y si sigue sin alcanzar, y la ansiada seguridad sigue sin ser alcanzada, será que hay que pensar en otro recurso. A lo mejor será que hay que pensar que en este mundo hay algo que está mal pensado.
               "A LO MEJOR HEMOS ENREJADO LAS IDEAS"

Como verán este artículo parece escrito para el día de hoy... Dá que pensar...

10 comentarios:

  1. Me parece brillante, RosaMaría, también el título del programa, "Lo que el aire se llevó". Pero difiero en algo.Pongo un ejemplo. Aquí en Chile son constantes los asaltos en que los delincuentes usan niños para cometer sus fechorías, debido a que aunque un menor de 18 años te pega una cuchillada, él es "inimputable". Mientras construímos un mundo sin rejas...¿debemos dejar asaltarnos sonriendo?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo prefiero menos seguridad y más libertad.
    Con la excusa de la seguridad nos están encarcelando la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que triste realidad expresa el escrito, afortunadamente yo vivo en un pueblo muy tranquilo donde se respira libertad aunque haya que tener ciertas precauciones.Besicos

    ResponderEliminar
  4. Triste el artículo. Para reflexionar...
    Abrazote

    ResponderEliminar
  5. ESTEBAN LOB:También aquí por lo que bajaron la edad de imputabilidad a 16. Estamos en un momento difícil donde la delincuencia está a tope.
    TORO SALVAJE: Sin duda que estamos enrejados y aún así suceden hechos de inseguridad a veces salvajes. La libertad es un bien escaso estos días.
    CHARO: También aquí se vive mejor en los pueblos, pero han venido muchos latinoamericanos, la droga pese a el control circula más y todo se concentra en la ciudad y en el gran Buenos Aires.
    NELLA: Sí que es triste el artículo y es del 2007ahora está más incrementado y más cruento.
    A TODOS: Gracias por venir y un gran abrazo

    ResponderEliminar
  6. Actual, sí, muy actual el artículo... las viviendas de hoy parecen fortalezas, vivimos aislados, nadie confía en nadie.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un buen articulo que describe a la perfeción la inseguridad que vivimos y que a causa de ella desconfiemos de todo el mundo. Sintiendonos presos@ en nuestra misma casa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. RAFAEL HUMBERTO LIZARAZO: Cada vez más, vivimos tiempos donde el miedo se instaló en la gente. Es lamentable. Gracia por venir. Abrazo grande.
    JOSEFA; Así es mi querida amiga. Te mando un cariñoso abrazo. Se extrañan tus crónicas... Hasta prontito. Parto para las Termas a darle un descanso a mi cuerpo y mi espíritu. Beso y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  9. El poder nos quiere temerosos, pues así somos más fáciles de manipular. Ellos crean la inseguridad para darnos luego las rejas. Y nosotros les damos incluso las gracias. Cada vez renunciamos a más libertad, viviendo en una jaula más o menos dorada. Y lo hacemos voluntariamente, sin darnos cuenta. Orwell se quedó muy corto.

    ResponderEliminar
  10. TAWAKI: es tal cual, por eso hay que contaminarse lo menos posible con informaciones y publicaciones capciosas. Gracias por venir. Recién llego de las Termas de Río Hondo. Beso

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.