Seguidores

29 octubre 2008

LA GIMNASIA Y LOS PEQUEÑOS

Mis queridas mamás, papás y parientes cercanos al niño:
Como profe de gimnasia les cuento que algunos bebés y niños pequeños todavía no tienen la fuerza necesaria en las piernitas (Dirán todos... chocolate por la noticia...)
A veces nos desesperamos porque no es tan ágil, no está bien de pie, en fin esas cosas que vemos y hasta comparamos con otros niños.
No debe ser así, cada niño tiene sus etapas y sus tiempos, y debe cumplirlas hasta llegar a estar bien sobre sus piernas.
Desde el vamos la hora del baño de los más pequeños es la apropiada para ello, pues al estar libres, los “pataleos y bicicletas” propios en el agua son el primer reconocimiento de sus extremidades inferiores, (que generalmente mueven menos), porque las primeras en moverse y de las que tienen conocimiento son sus extremidades superiores.
Entonces lo que nos queda es tratar de que los reconozcan más por nuestro tacto y juegos con los mismos:
Caricias hacia arriba (hacia el corazón), pequeños estiramientos, movimientos de arriba abajo, a derecha e izquierda, rotaciones no solo de la pierna sino de los piecitos. En fin jugar y disfrutar de esos momentos. El bebé irá incorporando las sensaciones y también fortaleciéndose. Todo suave, todo lento, todo amoroso, sobre todo: Todo breve, pero sí una o dos veces por día.
El gateo es muy bueno, aunque los niños tienen diferentes modos de gateo y algunos no lo hacen (como mi hijo varón), pero si se lo estimula, lo hace mejor. Mediante el gateo fortalecen sus pequeños músculos.
(Valentina gateando)
En la parte superior: brazos, cervicales, pecho, esternón, clavículas y todo lo que implica espalda, abdomen.
En la zona media e inferior: fortalecimiento de rodillas, muslos y glúteos.
Hasta los bebés hacen comparaciones, estudian movimientos y comportamientos... Y qué les voy a decir si tienen una amiguita o amiguito que puedan “examinar” o “estudiar” o “comparar” o “tironear” en sus juegos.
Déjenlos un poco solos y verán que actitudes divertidas y a veces hasta adultas tienen los pequeños amorosos.
(Valentina mira a su amiga como diciendo, me lo regalaron a mi)
Cuando son más grandecitos, cuando tienen más movilidad y autonomía, jugar con éll@s. Los cuentos pueden servir, un día como si nada, ponerse a imitar a tal o cual animal, él lo hará. Te elevas sobre manos y piernas formando un puente, él pasará por abajo. Luego hará el puente él, si no pasas tu pasará su muñeco preferido o su camión, o... lo que se le ocurra...
Reptarás como una oruga, saltarás como un mono, o moviendo las grandes orejas del elefante y caminando “pesado” como él, estirando el cuello y las piernas “como las jirafas”, su cuento favorito o los que propongas tú con tu intuición en ese momento sirven de inspiración
Todo emitiendo sonidos que también es importante para estimular otras zonas cerebrales, él lo hará y tú te divertirás.
¡Ojo! que los niños se cansan pronto,(Valentina y la tía abuela) el juego no debe durar mucho. Nuestra máxima en gimnasia es "MATAR EL JUEGO ANTES QUE MUERA". Querrá repetirlo otro día, y tu con tu intuición irás proponiendo variantes.
(Esto seguramente les está pasando a ustedes en este momento, pues me explayé mucho) (Me baño sola y ya me paro bien..)
A esta altura se habrán dado cuenta de la importancia del movimiento en los peques y en todos en general, pues seguro que nos viene bien también a nosotros.
Hay que tener en cuenta que los niños hasta los 4, 5 ó 6 añitos no conocen normas, son solo cosas que ven e incorporan. La parte de normas en juegos empieza, más o menos a los 5 años algunos más. A no desesperar, pero sepan que ellos imitan, y como imitan… ¡ojo! Imitan todo…
Difícil que las madres se equivoquen, cada un@ sabe lo que le gusta o no a su hijo. (Ahora solita... a jugar)Debo mencionar el trabajo-juego del papá que también es importante, con sus brusquedades, con todo lo que implica el rol del papá tan maravillosamente complementario.
Ellos aplicarán todo lo anterior pero desde sus propios movimientos más masculinos, su voz y el tacto diferente pero tan necesario para el desarrollo completo del bebé.
La rusticidad o fuerza del hombre es otro referente para que los movimientos adopten otra interpretación que también irán incorporando. Las madres no deben “asustarse” porque sean un poco bruscos, siempre que no implique peligro para el bebé o el niño. (Papá me baña y yo estoy segura: Rocío y Martín)
Aparte el papá también medirá su fuerza o brusquedad encontrando la cuota de ternura que solo los hijos nos aportan.
¿Nombré el amor? Pues es una forma divertida de intercambiar con nuestro hijo y también de que lo disfrutemos en una etapa que parece larga, pero que pasa pronto y luego añoramos. La alegría y el juego son parte del amor pues se graban en las emociones placenteras.
(Rocío camina firme en la arena)
ÉXITO EN ESA MARAVILLOSA EMPRESA.

18 comentarios:

  1. Cuanta alegría me causo tu nueva población .Se me encogió el corazón al ver la foto de Martín y Roció; cuantas cosas querida amiga,que lejos estas y cuanto te hecho de menos.Te deseo toda la paz y suerte del mundo.....

    ResponderEliminar
  2. Estoy encantada. En este momento preparando pescado a la gallega en lo de mi herman. Besos. Nos escribimos. Espero que estés bien

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué lejos ha quedado ya esa etapa de mi vida! Aún juego y baño algunas veces a mi nieto pero son pocas las veces...Sin embargo, jugamos y sobre todo, le encantan los cuentos.

    Delicioso post para padres.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. muchas gracias!!
    me alegro de que te gusten mis trabajos
    un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola Rosa María! Muchas gracias por visitarme y tus lindas palabras en el post sobre mi hijo y mi alejamiento del tabaco.
    Me ha parecido muy interesante todo esto de la gimnasia y los peques, aunque mis gemelos ya tienen 7 años y el mayor 15, siempre es bueno tener en cuenta lo que se debe y puede hacer por el bien de nuestros niños. (Además al paso que voy quien quita y use tus consejos cuando sea abue!)

    Un abrazo muy fuerte desde Bolivia...

    ResponderEliminar
  6. Encantada de conocerte Rosa María, escribes nuy bonito, aún me queda por leer,pues espero que estés feliz de vuelta a tu tierra Argentina,no seremos vecinas pero igual nos visitaremos a través del blog.Pronto voy a cumplir 7 años en este país y mi primera vecina, la más cariñosa y que siempre voy a recordar era de Argentina.

    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Rosamaría! Gracias por tus comentarios en nuestro blog y por este estupendo artículo, aunque como dice Fanziska, a nosotros también nos queda lejos esa maravillosa etapa de nuestra vida.

    Saludos,

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo cuando bañaba a mis hijos,
    era maravilloso. ¡Que lejos queda ya! solo queda el recuerdo.
    Un beso con todo el cariño, Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  9. Los niños necesitan mas fuerza en sus piernas, los mayores las pierden, algunos terminan en silla de ruedas...
    Perdona, tengo a un mayor encamado en casa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. FRANZISKA: Igual se disfrutan verdad? A cualquier edad del nieto. Gracias por venir.
    ORIOL PLA: Fue un gusto visitarte.
    ANGIE SANDINO: Seguro que lo vas a poner en práctica y mucho más. Gracias por venir, Felicidades en tu nueva etapa de nofumadora que yo empecé sin pena y con desición el 17 de agosto de 1978... son años..!
    RAJO DE LUZ: Qué ilusión que me visites! Te cuento que estoy muy feliz de haber vuelto despues de tanto a mi gente y mi país.Gracias por tus conceptos. Sigue leyendo que tengo mucho que corregir, necesito críticas. Beso
    CAMINAR SIN GLUTEN: Yo admiradora de tu blog estoy encantada de que vengas a éste, al fin puedo seguir leyéndo todos los de cocina de mis amig@s glober@s.Gracias por venir

    ResponderEliminar
  11. JOSEFA: Querida amiga, espero que estés bien. Al fin comunicadas...
    Aunque los nietos hayan crecido siempre hay algún bebé de amigos o parientes que disfrutar, es maravilloso reencontrar la ternura de los pequeños. Gracias por tu visita.
    UN JUBILADO: Querido amigo, es real lo que pones. Eso me da pie para otro post para ayudar un poco a retrasar la posible inmovilidad en los mayores. No tengo nada que perdonarte, he atendido a muchos mayores en diferentes estadíos de inmovilidad y se que es duro, muy duro para ellos y también para los que los rodean. El amor es un gran paliativo, puesto que hay que tener mucha paciencia.
    Un abrazo cariñoso

    ResponderEliminar
  12. Rosa María, tienes mi permiso para copiar lo que desees, de mi blog, de mis comentarios...
    Soy de la opinión de que "al mal tiempo buena cara"
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Rosamaría, cuánto me alegré al ver tu comentario por mi blog. Hacía tanto que no sabía nada de ti y que debido a tus problemas por el traslado y demás eran esporádicas tus noticias, pero me alegro muchísimo de poder leerte de nuevo.

    Seguro que con tanto tiempo tendrás cientos de ideas, miles de letras y otras muchísimas historias con las que nos deleites seguro!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Hacía tiempo que no leía un post tan tierno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Valentina...lindaaaaaaaaa!
    gostei muit de teu blog.
    feliz de ter te recebido!
    venha sempre. seja bem-vinda!
    beijo.

    ResponderEliminar
  16. QUERIDOS AMIGOS: Gracias por sus comentarios, estaremos en contacto, no se crean que estoy muy motivada... muchos meses de espera y muuuucchooo calor.
    Abrazotes y bienvenidos.

    ResponderEliminar
  17. ,,interesante..tengo una sobrina hiperactiva que parece tener la fuerza en las piernas como un caballo loco,,es terrible a pesar d elos pocos años que tiene,,lamayoria d e los niños demi familia son asi traviesotes,hiperactivos..llegan a agotar la paciencia hasta deun sacerdote lo juro..pero los quiero mucho..la veredad..

    ResponderEliminar
  18. ROBERTO MALASQUEZ: Qué maravilla tener chicos hiperactivos. Lo que pasa es que antes no los teníamos en el piso o departamento todo el día y su energía se canalizaba mejor. Den gracias por tener esos críos tan inteligentes y sanos.
    Gracias por venir. Abrazote.

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.