Seguidores

04 agosto 2012

ESTAMOS VIVIENDO MOMENTOS DIFÍCILES

A menudo nos planteamos si hemos estudiado tanto para tener que aplicarnos a tareas o trabajos tan diversos a lo que nuestras ilusiones forjaban tiempos atrás.

Pocos han enseñado a nuestros hijos o a nosotros mismos a adaptarnos a cambiar los medios o métodos a aplicar para la susbsistencia, y aún nosotros mismos (valga la redundancia) no somos capaces de dejar de pensar que este estudio o el otro es más  aplicable a salidas laborales para nuestros hijos o nietos.

Conversando con dos amigos entrañables llegué a la conclusión... que ellos me hicieron ver... que no todo es útil al terminar los estudios elegidos pues el ritmo de vida cambia de año a año, y la necesidad del mercado laboral es muy variable.
Lamentablemente los mismos estudios son  tan exigentes  que producen un distrés que les resta energías o interés en otras ramas, pues son pocos los estudiantes que diversifican sus tiempos para tener un ocio creativo, saliendo de la TV, los ordenadores sin medida, o de las noches disparatadas que solo los abotargan momentáneamente, cuando no de otros vicios más perjudiciales.

Por fortuna no todos se incluyen en lo anterior, pero al mismo tiempo, hay un aislamiento generalizado, ya que la generación de los padres está muy alejada, no ya por una generación sino por varios cambios que se han producido aceleradamente y producen una brecha más amplia de lo normal entre padres e hijos.

Se agrega a esto la aceptación a temprana edad de los hijos, de estas conductas ya que se ha entendido por libertad que los niños y adolescentes deben tener "libertad" (valga nuevamente la redundancia), dejando de lado lo esencial de las conductas integradoras tanto en familia como en sociedad, del respeto, de la toma de conciencia de que cada acto tiene una consecuencia que no precisamente es de final feliz.

También los educadores que tienen una misión complementaria con el hogar han relajado sus actitudes y normas, ya que desde el jardín se encuentran con dificultades de adaptación, cosa que se agudiza en primaria y más aún en secundaria que son los años más dificíles de los estudiantes.

Volviendo a lo expresado al principio, son muchos y variados los factores que influyen en el proyecto presente y futuro de la insersión laboral no solo de los mayores sino de los hijos ya que no se puede dejar de mencionar la gran crisis que afecta a gran parte del mundo.

Por tanto tenemos el factor más importante agregado ya que habrá que elaborar la idea de emigrar o que emigre algún miembro de la familia o del círculo de amistades, cosa que constituye otro motivo de dolor pero también de esperanza en un futuro mejor.

Templanza, carácter, adaptación, empeño, alegría y fuerza para estos tiempos difíciles.

Los remito a las palabras de Alejandro Dolina publicadas aquí:

 http://ideasletrasyotros.blogspot.com.ar/2012/03/la-aventura-del-conocimiento-y-del.html

7 comentarios:

  1. Los tiempos no slos están haciendo difíciles. Se necesita gente cada vez más preparada pero, por otra parte, los gobiernos recortan en educación. Quieren arreglar el déficit económico pero a costa de incrementar el déficit social.

    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  2. YO creo que los están o incluso nosotros mismos los estamos haciendo difíciles. Piden mucha preparación (más de la necesaria incluso) para cualquier puesto, si se hace reseña en ello dice, con todos los que hay ya busco a alguien con mucha preparación así vienen menos... Y no es broma lo sé por que lo he visto en mi trabajo...
    Después llegamos a lo que comenta Franziska, justamente recortan y quieren aun recortar más en la educación, los precios de asignaturas y matrículas son cada vez más desorbitados... No es eso reflejo de diferenciación clasista... Ellos dirán que no... yo creo que sí.

    ResponderEliminar
  3. Tan difíciles que nadie sabe que hacer para solucionar este caos...

    Ojalá pronto mejoren.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Tengo dos hijas que se pasaron años estudiando para sacar carreras universitarias superiores ¡¡para nada!!......... Me ha costado su tiempo poder asimilarlo. Esta crisis parece interminable y no sale nadie con la sificiente capacidad para poder sacarnos de ella.Besotes

    ResponderEliminar
  5. Es triste no poder trabajar en lo que a uno le gusta o en algo relacionado con los estudios, pero la vida es así y hay que ganársela con cierto sentido práctico.

    Sucede a demás que la educación va a peor, al menos en España. Ya no es que se estudien otras cosas, es que no se valora el esfuerzo y los jóvenes salen con la idea de que se les tiene que dar todo hecho.

    Padres, educadores y legisladores se reparten las culpas. Y los estudiantes, claro está.

    ResponderEliminar
  6. FRANZISKA: Se recorta en educación, en salud, en seguridad y además los estudiantes van perdiendo interés e ilusión en el porvenir.
    Besos gordotes.
    FUGAZ: Llevas mucha razón, no se me ocurrió pensar en los motivos que pones, realmente estamos pasando una crisis como hacia tiempo no vivíamos, esperemos que se revierta pronto. Besos amiga.
    TORO SALVAJE:Realmente es caótico como bien dices, lo peor es que no veo que se solucione a corto plazo.
    Un abrazo.
    CHARO: Comprendo tu pesar. Tampoco veo yo que haya gente capaz o por lo menos interesada en el bienestar del pueblo. Es lamentable ver como se enriquecen, mienten y nos arrinconan cada vez más. Ánimo y un abrazo grande.
    TAWAKI: Sí, es parte de lo que pienso, más que los chicos van perdiendo el interés, pues la corrupción es contagiosa, tanto como la abulia. Los padres de la nueva generación no están preparados para esfuerzos y para insistir en la aplicación. Otro tema es que solo se aprende una "cosa", no se diversifica para cambiar de trabajo radicalmente adaptándose a tener 6 ó 7 tareas diferentes para subssistir en cada cambio.
    Un abrazo gordote.

    ResponderEliminar
  7. Pienso que vivimos en una crisis a todos los niveles: financiera, sociel, educacional, espiritual. etc.

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.