Seguidores

12 agosto 2015

OTRA VEZ SUFRIENDO LAS INCLEMENCIAS DEL TEMPORAL



  
La crónica de hoy no tiene por objeto horrorizar, ni apuntar al estómago, sino simplemente mostrar una realidad que se repite año a año y destacar la "pereza" por no decir desidia de las autoridades que no hacen lo más mínimo  para evitar que cuando los temporales ocurran el daño sea menor.

 Tanto Argentina como el hermano país Chileno están bajo las aguas y sigue lloviendo.


Agregado a esto por aquí la temperatura ha bajado pues en estos momentos el viento del Este, cambió a Sudeste y  por lo tanto hace bastante frío.
  Sumamos a que esta gente no tiene servicios mínimos y están hacinados en pocos albergues con  escasez de agua, alimento, ropa y pocos lugares de aseo y baños,  por lo que no descarto la posibilidad de que además tanto mayores como niños agreguen problemas de salud a tan precaria situación.
  Esto no respeta clases sociales, desde el que tiene “un poco más”, hasta el que tiene “mucho menos”, todo está bajo el agua y no digo unos centímetros sino agua que llega en algunos casos hasta la cintura.
  Además de enseres, animales, plantas, sembradíos, todo, todo perdido…

  Hoy la presidente del país habla a los Argentinos, pero hasta ahora no se ha hecho presente ni  siquiera en helicóptero por las zonas.
  
  Si bien Defensa Civil y autoridades del lugar están haciendo un casi buen trabajo en la evacuación, hasta ahora no se ha hecho nada por solucionar estos  inconvenientes  que suceden año tras año y cada vez con mayor virulencia y alcance.

  Es de rigor y de buen ciudadano que cuando todo baje el pueblo todo enviará “lo que tenga y pueda” para ayudar, para lo que ya se está aportando, seleccionando y enviando pañales, leche en polvo, agua y lo más esencial para el momento. Luego quedará enviar lo que tengamos "de más", colchones, frazadas, sábanas...
 Siempre queda la duda de si esto llega o no, pero todos colaboramos, especialmente los que pasamos inundaciones que aunque mucho más leves, sabemos de la desesperación de esta gente. 
Ya en algunos casos queda poco para donar porque la situación del país no es boyante…


  Veremos qué dice la Presidente hoy. ¿Seguirá haciendo política, mostrando lo que inaugura, o donará algo de sus millones para ayudar?
  Sin esperar que esto ocurra, porque el que tiene más siempre es el que menos da, dejo mi protesta asentada, por ahora solo acompañamos espiritualmente a esta gente rogando que las aguas bajen pronto.





  

15 comentarios:

  1. ¿Las inundaciones provienen de ríos que se desbordan? Supongo que es así. El sentido común dice que es el gobierno de la nación quien tiene que evitar que estas situaciones se repitan siempre sobre las viviendas. Hay que alejar esos pueblos del agua. Eso cuesta mucho dinero -pero el dinero del gobierno es la aportación de los ciudadanos- y además el Estado no solo invierte a fondo perdido, el gobierno recauda de toda esa planificación que pone en marcha, sino tiene la propiedad de las tierras sí tiene el derecho de expropiarlas, a la larga todos salen ganando: la vida de las gentes y la "reparación del desastre" con la que tienen que enfrentarse el estado y los municipios.
    A este respecto, hay que recordar a Japón cuyo territorio se asienta en una area sísmica. Siempre hay construído para defenderse del impacto de los terremotos. Del agua, sin embargo hay que alejarse y establecer cauces bien protegidos en los díos que sufren esas brutales crecidas.

    Esto es lo que hay que esperar que la política lleve a cabo. Soluciones, no excusas. Siempre aparece el dinero para aquello que queremos. Me gustaría saber cuánto se invierte en Argentina durante el período legislativo en armamento y para qué se usa. Es fácil que con contarlo durante cuatro o cinco años, las obras públicas, la educación y la sanidad dieran un vuelco espectacular en la vida de las gentes en Argentina. Y esto se podría aplicar hoy a todos los países, incluído el mío, naturalmente.

    Las ayudas humanitarias no van a faltar, para eso está el `pueblo argentino y todo aquel que pueda colaborar pero lo importante, tiene que llevarlo a cabo el gobierno de la nación.
    Siempre hay soluciones para todo. Está en sus manos la administración del dinero del pueblo argentino.

    Lo siento como si me hubiera pasado a mí. Lo comprendo porque sé muy biern que nada espanta tanto y reduce nuestras fuerzas humanas como ver destruída nuestra vivienda. La gente debe unirse y exigir soluciones e incluso encararse con el gobierno y decirles cuáles son éstas. La resignación no ayuda a resolver los problemas. Puede que las soluciones no se resuelvan como yo las planteo pero, lo que si es seguro, que de una manera u otra, tiene que haber un camino que aleje a la gente de la repetición de esas catástrofes.

    Con todo mi respeto para vuestro dolor, te envío un millón de abrazos para todos los argentinos. Franziska

    ResponderEliminar
  2. Un drama tremendo que también se sufre todos los años en algunos lugares de España, me uno al dolor de los damnificados.Besicos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. FRANZISKA: eres tan exacta y justa en lo que pones que no se puede agregar mucho ni a lo tuyo ni a lo que puse. Gracias por tu acompañamiento y solidaridad. Abrazo cariñoso
    CHARO: La Naturaleza es implacable, pero como dije la desidia es peor, por lo menos para que todo no fuera tan tremendo. Besos y gracias.

    ResponderEliminar
  5. También nos hermanamos en estas tragedias, RosaMaría.Y, lamentablemente, en muchos de los aspectos que tocas.

    ResponderEliminar
  6. También nos hermanamos en estas tragedias, RosaMaría.Y, lamentablemente, en muchos de los aspectos que tocas.

    ResponderEliminar
  7. Comprendo lo que dices, vi imágenes desoladoras de Chile y Perú casi en peores condiciones pues es lodo y no solo agua. Abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  8. Es que no hay país que se salve de los impresentables. Aquí ando yo, quejándome de España, pero es que mires donde mires, todo está igual o peor. ¡Qué pena!

    ResponderEliminar
  9. Un verdadero desastre y pena inmensa por toda la gente que le toca sufrir las inclemencias del tiempo y la desidia de los que gobiernan. Lo bueno de esto tan feo es que ya está en marcha una cadena solidaria inmensa para ayudar a los damnificados.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  10. TAXAKI: así es amigo! La Naturaleza se revela ante tanta inconducta de los humanos.
    Besos.
    NÉLIDA: En estos momentos en todos los países, lo que más se rescata es la solidaridad y ayuda personal de la gente. Besos amiga.

    ResponderEliminar
  11. TAXAKI: así es amigo! La Naturaleza se revela ante tanta inconducta de los humanos.
    Besos.
    NÉLIDA: En estos momentos en todos los países, lo que más se rescata es la solidaridad y ayuda personal de la gente. Besos amiga.

    ResponderEliminar
  12. En las inundaciones nuestras que también se repiten siempre en los mismos sitios, el problema empieza antes, cuando se construyen carreteras que taponan la salida natural del agua de lluvia hacia el mar o hacia los ríos o cuando se deja edificar casas en esas salidas naturales.

    ResponderEliminar
  13. SENIOR CITIZEN: Estoy de acuerdo con lo que pones, sumado a que no se hacen obras para encauzar de alguna manera los ríos que rodean la zona. Gracias y abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Vaya, lo siento...
    Como bien dice Senior Citizen el problema empieza antes.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. TORO SALVAJE: sí el problema persiste hace varios años pues no se hacen obras y se construye indiscriminadamente. Gracias por pasarte.

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.