Seguidores

20 marzo 2015

SAN CARLOS DE BARILOCHE -1-

Comenzamos el viaje y al llegar a La Pampa, siempre tomando fotos desde al autobús, recordé una poesía que me encantaba y que puse aquí junto con algunas fotos de la provincia.
La ciudad de La Pampa es bonita y modena y también tiene su Casino, cosa que no falta en ninguna provincia.

Bajamos en General Pico a cenar, el calor era infernal, creo que haría una sensación térmica de 39-40°
Allí saqué la foto de la luna que está en el otro blog.
Coche cama... a dormir...
Al despertar el panorama había cambiado...
Mesetas... siempre me gustaron las mesetas, especialmente cuando estudiaba, qué formaciones raras y chatas como si les hubieran pasado una cuchilla en la punta, todas al ras...
El río Limay siempre nos acompañará desde aquí hasta  Río Negro.

El día está diáfano y el panorama cambia pues ya estamos a considerable altura
Estamos a 800 m  y la Cordillera de los Andes Patagónicos va bordeando el Río Limay
Y sí, al fin llegamos a Bariloche, veinticuatro horas de viaje con paisajes diversos pero todos con su encanto especial.



Al final el Lago Nahuel Huapi... Donde también hay playa.
Vida normal, cara para los residentes trabajadores que viven en las afueras, pues la ciudad está compuesta por hoteles, casas de comidas, chocolaterías que es la industria que los distingue, confiterías de gran calidad,
oferta de excursiones a los lagos y los cerros y todo lo que hace a la nieve en época invernal en un centro de esquí para disfrutar... el que sepa esquiar, aunque hay otras formas de deslizarse también.




Aquí comimos pizza. Todo es móvil: el tren, el gordo y el flaco, el helicóptero, el muñeco que se desliza de un lado a otro...
Y seguimos paseando por la ciudad: La plaza y vamos hacia la Catedral de Nuestra Señora de Nahuel Huapi.


Al fondo y a todo lo largo sigue el Lago Nahuel Huapi.






Y ahora llega lo mejor... la visita a una fábrica de chocolate, vistas de negocios con chocolates, comer chocolates, comprar chocolates, disfrutar los chocolates...




En esta fábrica se hace todos los años el huevo de Pascua más grande del mundo, inscripto en el Guinnes.
Mamushka es otra de las tradicionales de Bariloche y creo que también la más cara, pero uno no se puede resistir a las cascaritas de naranja caramelizadas y cubiertas de chocolate...


AQUÍ  ME DETENGO PARA CONVIDARLOS Y DESEARLES:

                                MUY FELIZ PASCUA                                  






Y ahora me despido porque seguimos viaje, pero antes nos tomamos un rico cafecito.
Verán como sigue...


¡Hasta la vuelta!

20 comentarios:

  1. Una magnífica excursión por unos lugares maravillosos........lo de la fábrica de chocolate ya ha sido una delicia, me hubiera comido una buena ración.Besicos

    ResponderEliminar
  2. Sentada y viendo desde mi ventana un cielo primaveral muy nublado, he ido contemplando todas las fotos de tu viaje a Bariloche. Ha sido una sensación muy grata el poder recorrer con tanta comodidad tan bellos panoramas de cielos azulados y bellas superficies del río. Comprendo que estés entusiasmada y en cuanto a lo del chocolate, pues, vaya, es el paraíso de los golosos...

    Espero tus próximas entregas. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  3. Bellisimo lugar que transitarlo fue inolvidable con esos paisajes inigualables
    Que lo disfrutes plenamenteeeeeeeee
    Yo lo hice cuando fui
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Un lugar excepcional del que guardo muy gratos recuerdos. En realidad fue un viaje tan especial que le dediqué un blog aparte, algo que no descarto repetir con otros destinos. Al otro lado está Villa la Angostura, donde también me quedé varias noches. Merece la pena recorrer el lago en barco y acercarse hasta el bosque de arrayanes. ¡Qué bonito!

    ResponderEliminar
  5. Pues menudo inicio de viaje nos compartes, me ha encantado la variedad de paisajes que has ido atravesando y me ha hecho mucha gracia ese lugar donde comiste pizza y había los muñecos y juguetes móviles en el techo, es muy llamativo. La visita a las chocolaterías no son aptas para diabéticos, jajajajaja pero como se suele decir un día es un día y por disfrutar mirándolas no creo que pase nada, aunque la tentación es enorme.

    Espero proseguir pronto el viaje.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  6. CHARO: jajaja... Realmente es una delicia y la variedad es para todos los paladares.
    El principio estuvo bien... pero ya verás lo que sigue. besos y gracias por venir.
    FRANZISKA: sI que es un paraíso, el paisaje, la tranquilidad y por supuesto el chocolate y la trucha y el cordero patagónico... Te cuento que disfruté a tope. Gracias por tu comentario y un gran abrazo.
    ABUELA CIBER: ¡Así que estuviste por aquí! Me alegro que te gustara, sí que lo he disfrutado, ya verás lo que sigue. Besos y gracias por comentar.
    TAWAKI: Todo, recorrí todo, un paseo que realicé en el 78, pero que remozado y más preparado se disfruta el doble. Ya pond´re lo que falta de a poco. Besos y me alegra que también tú lo pudieras disfrutar.
    FG: Jajaja tampoco los que no son diabéticos pueden comer aunque tengan intención y se les vayan los ojos con tal variedad de chocolates y delikatesen... Gracias amiga, un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
  7. Estimada RosaMaria:
    Te dejo estos sentires:
    Busquemos algo positivo en cada día.
    Incluso si algunos días tenemos que buscar más arduamente que otros.
    Buena Semana !!!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
  8. Hermosa Argentina, mi sueño es conocerla algún día.

    ResponderEliminar
  9. ABUELA CIBER: ¡Gracias! Unas palabras muy apropiadas. Besos y buena semana también para ti.
    BORIS ESTEBITAN: Seguro que lograrás hacerlo! Tiempo al tiempo. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola amiga ...llego ahora a casa y antes de nada quiero agradecer tu visita y decirte las maravillosas fotografias que he podido admirar...gracias
    Te deseo un feliz domingo...
    bessos

    ResponderEliminar
  11. Olá. O seu trabalho é excelente.
    Cumprimentos de Japão. Ruma

    ResponderEliminar
  12. MARINA-EMER: qué bueno recibirte! Gracias por venir, lástima que no te convidé con café. Besos y buena semana.
    RUMA: Un gusto conocerte. Gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Que lugar tan hermoso.
    Parece el paraíso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. TORO SALVAJE: Cuando veas como sigue en los alrededores corroborarás eso. Beso y gracias por acompañarme en cada paseo.

    ResponderEliminar
  15. Buen y hermoso viaje, Rosa.A disfrutar de los chocolates, del té de rosa mosqueta (en tu honor,jaja), de los dulces de sauco o calafate y otros productos típicos del sur, así como su artesanía y pulóveres.

    Felices Pascuas, Rosa y buen viaje!!!

    ResponderEliminar
  16. ALMA: pues si, todo es un disfrute. Fue un descubrimiento la infusión de calafate, en próximo verás el mate que me compré, no tiene la clásica inscripción, pero tiene un tallado propio de allí precioso. Gracias y Feliz Pascua...

    ResponderEliminar
  17. Hola. Sus obras es elegante.
    Saludos desde Japón. ruma

    ResponderEliminar
  18. RUMA: Gracias por tu visita y tu elogio. Un abrazo desde este lado del mundo.

    ResponderEliminar
  19. Qué lindo viaje RosaMaría. Hace tanto que anduve por allá. En ese tiempo no pudimos entrar a la catedral que estaba cerrada, no recuerdo por qué motivos. Me encantó la foto del bar con esos móviles tan particulares. Está genial!!
    abrazo.

    ResponderEliminar
  20. NÉLIDA: qué bueno que te gustara y te trajera recuerdos, La Catedral es muy bonita y por suerte las fotos salieron bien. Lo del bar es muy curioso, seguro requiere mantenimiento para que funcione todo todo el tiempo. En fin, que fue precioso. Besos.

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.