Seguidores

16 octubre 2013

NÜ SHU, el idioma secreto de las mujeres

Jiangyong Nü Shu es probablemente el único sistema de escritura del mundo sólo para mujeres. Es un lenguage “secreto” cuyo origen  se debe a la prohibición que sufrían las mujeres Yao (Iu Mien) de Jiangyong (Hunan, China) para aprender a leer y escribir en “Nan Shu”, el “lenguaje de los hombres” o escritura china tradicional.

Los caracteres Nü Shu son romboides, diseñados con finos y regulares trazos que parecen más insectos que letras. De hecho, los caracteres son denominados “escritura de hormiga” o “escritura de mosquito de patas largas”. La delgadez del trazo suele demostrar la habilidad de quien lo hace.
Dado que estos caracteres sólo los usan las mujeres se denominan académicamente “Nü Shu” o “escritura de mujeres”. Se sabe que su origen es antiguo aunque, al no existir fuentes (pues era un “secreto”), es imposible determinarlo.

Nü Shu se basa en un dialecto local (Chéngguān) del idioma Iu Mien (Yao) y a diferencia de los caracteres chinos tradicionales, el idioma de las mujeres es prácticamente una transcripción fonética del dialecto (tonal).
La escritura dispone de unos 400 caracteres/fonemas con los que normalmente se compone textos que pueden llegar a los 1.000 caracteres en total (2.000 en algunos “libros de tela”). Se escribe de arriba a abajo, o en caso de aparecer en horizontal (por ejemplo, bordado en un cinturón) de derecha a izquierda.

El Nü Shu se transmitía oralmente de generación en generación de mujeres, incluyendo familiares y amistades. Está vinculado a aspectos “femeninos” como matrimonios, nacimientos, tradiciones populares o autobiografías  y poemas de amor, melancolía y añoranza. También puede bordarse en ropas y textiles o ser usado como patron de adorno (por ello el uso de las comillas en “secreto”: se supone que las mujeres intentaban “imitar” la escritura real y los hombres no daban ninguna importancia a su juego).

La mayoría de los ejemplos que se conservan pertenecen a la categoría “Cartas del Tercer Día”: textos en tela que eran entregados a las recién casadas al tercer de su matrimonio por sus madre o hermanas (consanguíneas  o por juramento). Estos textos contenían poemas, canciones, consejos y buenos deseos.
Durante la invasión japonesa la escritura de mujeres fue prohibida porque los japoneses temían que pudiese ser usada para encriptar mensajes. Posteriormente, durante la Revolución Cultural, el gobierno chino prohibió muchas tradiciones folklóricas y sus manifestaciones y ordenó destruir las telas con bordados Nü Shu (el famoso “nothing can stand without destruction” de Mao).
Desde que las mujeres tuvieron acceso a la cultura sin -”apenas”- discriminación, la transmisión oral del Nü Shu se cortó: por fin podían aprender sin restricciones “Nan Shu”, la escritura de los hombres.
Yang Huanyi, la última persona experta en este lenguaje escrito murió el 23 de Septiembre del 2004 a la edad de 98 años pocos años después de protagonizar “Nu Shu: A Hidden Language of Women in China“, un documental de Yue-Qing Yang rodado en 1999 mostrando el mundo oculto del Nü Shu, el lenguaje de las mujeres.
La escritura cobró protagonismo internacional tras el éxito del muy recomendable “Snow Flower and the Secret Fan” una dura historia sobre la situación de dos mujeres en la China del s. XIX, en la que las protagonistas comparten sus experiencias (por ejemplo, el vendado de sus pies), canciones  y relatos usando Nü Shu .
Tras el éxito del documental y del libro y dentro de la reciente dinámica de recuperar las viejas tradiciones , el gobierno chino puso en marcha varias medidas para salvaguardar este lenguaje, como convertirlo en imán cultural para el turismo cultural sostenido a la región y en un motivo de souvenirs “hechos a mano” para exportar.
Las subvenciones internacionales empezaron a llegar (2007) y se intentó crear escuelas en las que estudiarlo y enseñarlo, empresas familiares donde diseñar textiles tradicionales con bordados en Nü Shu y hasta un museo para mostrar los trabajos supervivientes (por ejemplo, varias Cartas del 3er día de cientos de años de antigüedad), pero tras la muerte de Yang Huanyi, la última auténtica experta , el idioma era oficialmente una lengua muerta.
El fin de la transmisión oral plantea ciertas dudas sobre los proyectos:
  1. dado que nadie más aparte de algunos académicos conocen en profundidad el lenguaje de las mujeres,  el emergente mercado basado en el Nü Shu es una pequeña mentira; mucha gente escribe -o mejor dicho transcribe- los libros de tela que se exportan desde la región a todo el mundo sin ser capaces de entenderlos. Pasará bastante tiempo antes de que los jóvenes vuelvan a usar Nü Shu, y su función será totalmente diferente (más cercano a bordar el logo de, por ejemplo, Nike o Adidas a una prenda de vestir: marca/producto).
  2. los hombres están monopolizando los proyectos, lo cual es cuanto menos incoherente teniendo en cuenta que el “lenguaje de mujeres” nació como respuesta de género a la opresión/represión ejercida por éstos.
Por otro lado, las gentes de esta región de China han encontrado una manera de recuperar sus tradiciones y su pasado, y de mejorar su situación social y económica (fondos de ayudas, nuevos mercados, etc.), amén del reconocimiento nacional e internacional implícito. 

EL OLVIDO ES LA AUTÉNTICA MUERTE.

Fuentes: 
Xanfarín.com
Revista de Artes n° 28

17 comentarios:

  1. Un interesante artículo que no conocía, ahora con tu iniciación y toda la información que hay en la red trataré de documentarme más.
    Es una pena que la mayor parte de información existente sobre el idioma Nü Shu, se haya perdido o quemado para evitar las represiones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Había oído algo al respecto, pero hasta ahora que he leído este artículo que has publicado no tenía mucha más idea de ello. Espero que no dejen que se pierda en el olvido, no al menos todo aquello que sí se ha podido recuperar y al menos así sacar a la luz que las mujeres aunque se les prohibiera aprender, lograron hacerlo y además de una forma totalmente ajena a los conocimientos de los hombres.

    Como siempre nos traes a tu blog cosas muy pero que muy interesantes que a mí me encanta aprender.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  3. Ojalá se pudieran recuperar tantas tradiciones que se han perdido en el tiempo, tal como esta milenaria forma femenina de escribir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Alucinante...
    No tenía ni idea.

    Espero que no se pierda.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Magnífico relato y una historia increíble que no conocía.
    Gracias.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Vistos individualmente son caracteres muy bonitos, pero me imagino leyendo un texto entero y creo que me volvería loco.

    Sabía de un japonés hablado sólo para mujeres, pero no de este secreto que nos revelas.

    ResponderEliminar
  7. Querida amiga.

    Gracias por adentrarnos en un nuevo y prodigioso tema chino.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Hace algún tiempo que supe de esta historia. Es una más de las muchas vicisitudes que han tenido que pasar las mujeres solo por el hecho de serlo. Que se sepa es el único grupo de mujeres "sometidas" que desarrollaron un lenguaje secreto y si era secreto era porque tenían prohibido escribir y muchas otras cosas. Es una auténtica pena que se haya perdido porque ha sido algo ejemplar.

    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  9. QUERIDOS AMIGOS Y AMIGAS: Imaginé que les iba a gustar. Se que todos sois tan curiosos que por eso lo puse. Imaginen a las mujeres abocadas en secreto a ello y más en aquella época.
    Yo "chapurreo" algo de italiano y portugués... menos del inglés, y aún así no tengo constancia para ponerme a estudiar a fondo, solo como para viajar o recibir a alguien, así que no tendría la paciencia de estudiar este idioma y menos de inventar uno.
    Ah! Si! se hablar en jerigonza... Soypo, muypu, inpitepelipigenpetepe ypi sopolípiapa
    hapablarpalopo depe nipiñapa...
    BESOS PARA TODOS Y TODAS!

    ResponderEliminar
  10. Mmmm... sé va con acento... me lo comí. Sepan disculpar. + Besos.

    ResponderEliminar
  11. ¿Que te comiste un acento? Entonces es que no sabes como "fabrico" yo mis post o artículos. Claro que lo mío es un poco especial ya que no se escribir, pero me apaño de esta manera.
    Yo siempre he sido de ciencias y no he necesitado saber escribir bien, de ahí mi manera de congeniarme con las letras, a las que tengo que pedir perdón en muchas ocasiones.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. UNJUBILADO: Pues te da buen resultado, tus entradas son impecables. Besos y gracias por venir... Aquí hay un juego de palabras interesantes... por venir... porvenir, tienen mucho en común.

    ResponderEliminar
  13. Muy interesante Rosa María, como encontraron la manera de expresarse y comunicarse entre ellas, haciendo uso de su inteligencia y libertad.
    Ellas eran las madres, conocían a los hombres y su creencia sobre las mujeres, en su convencimiento no supieron leerlas.
    Gracias, aprendí algo nuevo!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. AURORAINES: Gracias a ti por pasar por aquí y dejar tu comentario. Besos, me alegra que te haya interesado.

    ResponderEliminar
  15. Termine hace poco de leer el libro "abanico de seda" y es interesante saber de este idioma y el sufrimiento de las mujeres! Gracias

    ResponderEliminar
  16. También leí el libro. Culturas diferentes y muy interesantes. Todo un logro como las pioneras de todo el mundo. Saludos y gracias por visitarme... FELICIDADES!

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.