Seguidores

16 abril 2013

EL NEGRO ES UN COLOR...

Reflexiones sobre el Arte

Henri Matisse
-ver biografia-
El negro es un color
El negro, como color, tiene el mismo derecho que los otros colores: el amarillo, el azul, o el rojo.
Los Orientales han empleado el negro como color, sobre todo los japoneses en las estampas. Más cercano a nosotros, tengo presente un cuadro de Manet, en que recuerdo que la chaqueta de terciopelo negro del hombre joven con sombrero de paja es de un color negro franco y luminoso.
En el retrato de Zacarías Astruc, hecho por Manet, hay una nueva chaqueta de terciopelo también expresado por un negro decidido e intenso.

En mi panel de los Marroquíes ¿no hay acaso una zona negra, grande y con tanta luminosidad como los otros colores del cuadro?.

El camino del color
El color existe en sí, posee belleza propia. Fueron los géneros japoneses que compràbamos por monedas en la rue du Seine, los que nos lo revelaron.
Comprendí, entonces, que se podía trabajar con colores expresivos, que no son obligatoriamente colores descriptivos. Por cierto, que los originales eran sin duda decepcionantes. Pero la elocuencia ¿no es acaso màs poderosa y más directa cuando los medios son más burdos? Van Gogh también se entusiasmaba con aquellos géneros japoneses.
Una vez liberado el ojo, limpiado por las telas japonesas, me sentí preparado para recibir verdaderamente a los colores en función de su poder emotivo. Si admiraba instintivamente a los primitivos del Louvre, y después al arte oriental, en particular la extraordinaria exposición de Munich (1910), fue porque encontré allí una nueva confirmación. Las miniaturas persas, por ejemplo, me mostraban toda la posibilidad de mis sensaciones. Yo podía volver a encontrar en la naturaleza cómo esas sensaciones deben venir. Por lo accesorio, este arte sugiere un espacio más amplio, un verdadero espacio plástico. Eso me ayudó a salir de la pintura intimista.
La revelación, pues, me vino del Oriente. Fue años más tarde cuando comprendí y me emocionó la pintura bizantina frente a los iconos de Moscú (1911). Uno se libera tanto más cuanto ve esfuerzos conformados por una tradición, por antigua que esa tradición sea. Y ella nos ayuda a saltar el foso.
Había que salir de la imitación, incluso de la imitación de la luz. Se puede provocar la luz por la invención de colores lisos, como se estila con los acordes musicales. Yo empleé el color como medio de expresión de mi emoción y no como elemento de transcripciòn de la naturaleza. Utilizo los colores más simples. Yo mismo no los transformo. Son las relaciones que se establecen quienes se encargan de hacerlo. Se trata solamente de hacer valer las diferencias, de hacerlas resaltar, de acusarlas. Nada impide componer con sólo algunos colores, la música fue elaborada únicamente sobre siete notas.
Basta con inventar signos. Cuando se siente auténticamente a la naturaleza, se pueden crear signos que establezcan una equivalencia entre el artista y el espectador.
En los primeros ballets rusos, Bakst ponía enormes cantidades de color. Era magnifico, pero sin expresión. Porque no es la cantidad lo que cuenta, sino la elección, la organización. La única ventaja que se obtuvo fue que el color, súbitamente, tuviera carta de ciudadanía y entrada hasta en las grandes tiendas.
A pesar de nosotros mismos, hemos hecho esa elección; fue imposible escapar a ella, era una fatalidad. Por eso, la elección del color representa tan profundamente el espíritu de una época. Pero no hay necesidad de quedarse en eso, hay que avanzar, continuar, ir mas lejos…

Textos y notas redactadas por Dominique Fourcade
Editorial: Emecè Editores
Impreso en Argentina 1977
Pág.: 257 a 259
Este interesante texto está en la Revista de Artes

http://www.revistadeartes.com.ar/revistadeartes%201/index.htm

Pertenece a la revista n° 1 y les recomiendo su lectura, la recibo siempre que sale y tiene notas y textos interesantísimos.

Que lo disfruten.

10 comentarios:

  1. El negro es junto al marrón mis colores favoritos del invierno.Besotes

    ResponderEliminar
  2. Yo soy de usar mucho el negro en mi forma de vestir, es quizás con el color que más cómoda me siento, eso sí, me gusta poner algún complemento de color para que de un poco de nota y contraste. Pero confieso que a mí me encanta.

    Me encantó el post que nos has compartido!!!

    Besitosssssssssss!

    ResponderEliminar
  3. Hola Rosa Maria: Un post muy interesante sobre el color. Cuando era joven siempre vestia de claro. Ahora siempre voy de oscuro, casi siempre llevo falda negra.
    Es un plcer psar por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Me gustan las estampas japonesas, con esos caracteres tan bonitos, pero el negro que me entusiasma es el de algunos pintores europeos, que consiguen varias tonalidades dentro del mismo cuadro.

    ResponderEliminar
  5. gracias por tu comentario en mi blog es un placer verte
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  6. CHARO: si es lo más usado, aunque yo no me siento cómoda con ellos. Buena semana. Besos.
    FG: seguro que te queda bien, todo lo que nos gusta queda bien, lo mío es azul, naranja, verdes suaves y rosa, varío mucho. Beso.
    JOSEFA: la falda negra es muy socorrida, pues puedes poner lo que te apetezca como blusa o jersey ya sea liso o estampado y siempre queda elegante. Gracias por pasar, besos grandotes.
    TAWAKI:Pues si, hablando de pintura hay maravillas que dan gran profundidad al tema. Las estampas japonesas son muy finas y los rasgos lucen muy elegantes. Buen gusto. Besos.
    MARINA-EMER: Lo mismo digo, gracias por devolverme la visita, es una alegría. Abrazo grandote.

    ResponderEliminar
  7. Gratisimo leer lo que hoy compartes.
    En realidad no es un color que me agrade, si para : zapatos y carteras.
    Mi preferido es el azul.

    Cariños

    ResponderEliminar
  8. Que hermoso el post!!!!!!!!!!!!!!!!

    El negro no es mi color preferido, pero reconozco que es elegante para una fiesta. Y en estas horas de mi viudez, lo uso como un reflejo de que me falta algo.

    He visto algunos cuadros pintados en composición en negro y me han agradado.

    Comparto con la Abuena Ciber, mi color es el azul

    ResponderEliminar
  9. El negro es mi color preferido.
    Después el azul marino.

    Los otros son colores de segunda categoría.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Al regresar de un retiro temporal vacacional te dejo un abrazo muy especial.

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.