Seguidores

14 febrero 2012

LA FALTA DE TIEMPO...

Karen Aghamyan (Armenio 1946)
El trabajo es una bola de goma, no se rompe. Pero familia, salud, amigos y espíritu son bolas de vidrio, debemos cuidar que no caigan pues se romperían.
Para las personas que dicen que no tienen tiempo de nada o una agenda saturada:

Un experto asesor de empresas en Gestión del Tiempo quiso sorprender a los asistentes a su conferencia. Sacó de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha. Lo colocó sobre la mesa,junto a una bandeja con piedras del tamaño de un puño y preguntó: ¿Cuántas piedras piensan que caben en el frasco?
Después de que los asistentes hicieran sus conjeturas, empezó a meter piedras hasta que llenó el frasco.
Luego preguntó: ¿Está lleno?
Todo el mundo lo miro y asintió.
Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con gravilla. Metió parte de la gravilla en el frasco y lo agitó.
Las piedrecillas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes.
El experto sonrió con ironía y repitió: ¿Está lleno?
Esta vez los oyentes dudaron:
Tal vez no, ¡Bien!
Y puso en la mesa un cubo con arena que comenzó a volcar en el frasco.
La arena se filtraba en los pequeños recovecos que dejaban las piedras y la grava.
¿Está lleno? pregunto de nuevo.
- ¡No! exclamaron los asistentes.
Bien, dijo, y cogió una jarra de agua de un litro que comenzó a verter en el frasco. El frasco aun no rebosaba.
Bueno, ¡que hemos demostrado?, preguntó.
Un alumno respondió:
Que no importa lo llena que esté tu agenda, si lo intentas, siempre puedes hacer que quepan más cosas.
¡NO! concluyó el experto: Lo que esta lección nos enseña es que si no colocas las piedras grandes primero, nunca podrás colocarlas después.

¿Cuáles son las grandes piedras en tu vida? Tus hijos, tus amigos, tus sueños, tu salud, la persona amada.

Recuerda ponerlas primero. El resto encontrará su Lugar.

AUTOR DESCONOCIDO

9 comentarios:

  1. ditiaBuenisimo lo que haa compartido.
    Se vive tan rápidamente que no se tiene tiempo de pensar, al menos eso creo yo.

    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado muchísimo...el final es sorprendente.Besotes

    ResponderEliminar
  3. Una buena lección.
    Me ha gustado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Un post buenísimo Rosa María, como todos los que siempre nos compartes, pero es bien cierto que tendemos siempre a poner las cosas grandes primero y nos olvidamos de aquellas que no es que sean más pequeñas sino que como las tenemos ahí siempre, les acabamos dando menos importancia cuando en realidad son las que más nos importan.

    Besos y feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  5. ABUELA CIBER: Me alegra tu visita. Gracias. Beso.
    CHARO: La misma temática pero expresada desde otro punto de vista. Besos también para vos.
    TORO SALVAJE: Gracias amigo. si puedes visita el otro blog que me gustaría que leyeras el relato loco que hice. Besos.
    FUGAZ: lee de nuevo pues el profesor considera que las grandes son las más importantes. Yo opino lo mismo. Besos y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  6. Una buena lección que deberíamos de poner en práctica.
    Buen día

    ResponderEliminar
  7. Lo habré leido un montón de veces y sigo haciéndolo sin cansarme porque me maravilla la sencillez de la explicación. Es muy visual y muy importante para saber llenar nuestras vidas. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. CONVERSACIONES DE TODO: es verdad: está muy natural y los colores son muy agradables. Es una estupenda pintura. Besos.
    ABEDUGU: Pues las prisas, las necesidades, el agobio por dar a los demás gustos y comodidades nos hacen equivocar y parte de eso son también las demadas que nos hacen estas mismas personas queridas... Un abrazo gordote.
    TAWAKI: si amigo, lo sabemos pero como cuesta hacerlo llegado el momento, siempre relegamos a alguien y a veces no es precisamente al menos necesitado.
    beso.

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.