Seguidores

26 julio 2010

EL MATE... Esa costumbre tan nuestra...


En este país nadie toma mate porque tenga sed.
Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es 'hola' y la segunda: '¿unos mates?'.
Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres. Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian.
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.
En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.
Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: '¿Dulce o amargo?'. El otro responde:
'Como tomes vos'.
Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da.
La yerba no se le niega a nadie.
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular.
Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos.
No es casualidad. No es porque sí.
El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma.
El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores...
Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena. Es querible la compañia.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y es la sinceridad para decir: ¡Basta, cambiá la yerba!'.
Es el compañerismo hecho momento.
Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, estúpidamente, '¿está caliente, no?'.
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir 'gracias', al menos una vez al día.
Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.
HOY LO COMPARTO CONTIGO...

15 comentarios:

  1. Hola Rosa María: muy interesante esta entrada, creo que define claramente esta linda constumbre de compartir un mate. Y la foto.... me ha traído tanta nostalgias de mi adolescencia en el campo, con una pava igualita! sobre una cocina a leña. En esa época no veía las horas de vivir en la "ciudad", hoy volvería con tanto gusto a la tranquilidad del campo.
    Besos. María Rosa

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría despertar esos sentimientos! Es lo que me sucedió a mí. Ahora tengo una pava igual en azul... Beso y gracias

    ResponderEliminar
  3. Vuestra querencia por el mate ya era conocida por mí pero tu escenificación, tu explicación ha calado hondo y me ha hecho comprender matices que ignoraba: teneis el mayor tesoro en ese mate. Yo no te podría decir que en España tengamos nada igual, nada que todos comprendamos, nada que todos compartamos, nada que todos aceptemos. Para mí ha quedado claro: resulta que somos más pobres. ¡Qué le vamos a hacer! Al menos es un consuelo saber que vosotros sí lo tenéis. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. FRANZISKA: Mi querida amiga bloguera y poetisa: Nada de ello! Vosotros tenéis lo mismo pero con otras ricas costumbres: las comidas, las reuniones en la cafetería y la calidez cuando la amistad se consolida.
    Gracias por ello y va mi abrazo, con mate o sin él.

    ResponderEliminar
  5. Que lindo escribis, con este post le haces un homenaje más que merecido al mate y todo lo que socialmente representa. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  6. ha sido precioso y ademas ha venido a mi vida en un momento en el que siento la necesidad de simplificar todo, de vivir con menos...la sencillez es la calidad, con tu post lo confirmo. Gracias una vez mas por tus bellos relatos.

    ResponderEliminar
  7. TIA ELSA: siempre encontramos algo que nos activa el resorte del corazón.
    Ésto me llegó de una gran amiga en un Power Point, no es mío, pero expresa justo el significado del agarimoso, cariñoso en gallego, ritual del mate.
    Me alegra siempre tu visita. Te abrazo con cariño.
    VAINILLA: estoy allí con mi corazón, las cosas simples son las que traen alegría, aunque la vorágine en que se vive nos obligue a estar inmersas en ella.Por algo la bloguería nos unió.
    Aquí hay una amiga. Beso

    ResponderEliminar
  8. preciosisimo blog...he mirado todas las fotografias preciosas en otro rato volveré a ir leyendo ...gracias por hablar así de bien que la trataron en España me honra como Española que soy..
    gracias también por la visita a mi blog y los elogios que me hace sobre la poesía que escribo ."ESPIGAS DEL ALMA" mi pequeño estudio..el suyo para escribirme.
    BESOS
    Marina

    ResponderEliminar
  9. Mate amigo
    extenfida tengo mi mano
    y entrego un mate
    criollo y argentino
    como simbolo de
    genuina amistad
    y ala escucha de tu decir
    se prende mis er,
    en ronda de mate...
    fraterno!

    Es esto lo que he dicho en una conferencia que he dado sobre el Mate.


    Gracias por tal tema!

    Gracias por el Mate!

    Vengo desde Buenos Aires
    Al compás del dos por cuatro,
    Cantando al son
    La comparsita
    Y así visito a mis amigos
    Dejando mi huella
    Y en ella
    Mi decir apuro sentir
    Con el aLma en mi mano
    Les abrazo y les dejo mi cariño
    En eterno agradecimiento por estar!

    Marycarmen

    Teinvito a a pasar por mis blogs y retirar los regalso dejados en ellos.




    Mis blogs

    www.cuerposanoalmacalam.blogspot.com
    www.panconsusurros.blogspot.com.
    www.waalktohorizon blogspot.com.
    wwwnewartdeco.blogspot.com.
    www.lasrecetasdelaabuelamatilde blogspot.com.
    www.cosechadesentires. blogspot.com.

    ResponderEliminar
  10. Hola querida amiga!!!
    Paso a saludarte y de paso comentarte que ando con poco tiempo... por eso no puedo dejarte los mensajes que quisiera.
    Te dejo todo mi cariño!
    Besotes, Sil.

    ResponderEliminar
  11. Hola Rosa, soy una amiga de Conchi(Nacar), soy gallega y mateo desde los 7 años con mi familia.

    Me ha encantado, porque leyéndolo
    he recordado el primer día que le dije a mi abula que yo también quería probar el mate.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  12. buenos dias y feliz dia ggracias por tus palabras en mi poesia besos
    Marina

    ResponderEliminar
  13. MARINA-EMER: Siempre visito tu blog para abrevar en él tus poesías. Gracias a vos, tengo (no dejé)en España muy buenos amig@s y maravillosos lugares que están en mi corazón. Besos y gracias por leerme.
    SIL: Lo importante es tu paso por aquí, gracias y un abrazo cariñoso.
    MARÍA DEL CARMEN: gracias también por tus comentarios y tu presencia.
    Beso.

    ResponderEliminar
  14. Nunca olvidaré mi primer mate, en un restaurante argentino en Madrid. Nadie me había dicho que estuvise tan calinete, ja,ja, y me escaldé la lengua.

    Luego, en Argentina, he podido ver que la gente caminaba agarrada a su termo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. MARINA EMER: Pues gracias y Feliz fin de semana.
    TAWAKI: jajaja, qué fea experiencia, lo mejor es servirlo dulce y preguntar al que va a tomar cómo le gusta de caliente.
    No es común que los argentinos caminemos con el termo, sí lo hacen los uruguayos. Nosotros los llevamos a paseos, casi siempre para compartir en viajes o trabajo.
    Un abrazo amigo, cuando vengas pasarás por aquí y habrá mate a gusto, torta de chocolate, bizcochitos de grasa y algun pastelito para compartir.

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.