Seguidores

08 octubre 2009

¡CUÁNTO SUFRIMIENTO INÚTIL!

Me permito copiar texualmente la columna del Licenciado Adrián Tucci.
En ella expresa sentimientos y razonamientos que me hago a diario y quería compartirlos con vosotros.
He aquí el texto:

"Con esta frase que exclama la protagonista principal, termina la célebre película: “Mamá cumple 100 años.”

"CUÁNTO SUFRIMIENTO INÚTIL"

Se corresponde con la visión de quien contempla la vida desde la columna de sabiduría que ha sabido edificar.
¿Hemos de experimentar pasivamente el dolor o acaso la constante interrogación sobre sus causas nos llevará al alivio?
Tal vez el primer paso sea discriminar entre el sufrimiento inevitable y el que alimentamos sin darnos cuenta.
¿Por qué sufrir?
No hemos venido al mundo para sufrir sino para aprender.Muchas veces lo que nos daña es algo que nosotros mismos generamos. Así como un jardín se llena de malezas si no se atiende en forma vigilante, nuestra alma se puebla de oscuras fuerzas.
¿Acaso cultivamos plantas fétidas, venenosas, llenas de espinas o preferimos fragantes rosas, jazmines y alegres margaritas?
Del mismo modo podemos elegir cultivar actitudes y sentimientos.
El odio, el rencor, el orgullo, el miedo y la ira son la más profunda causa de nuestros males. Un ser poblado de amarguras y enojos, resentimientos y deseos de venganza está engendrando la causa de su propio sufrimiento.
Edificamos cercos, murallas y telarañas que terminan aprisionándonos.Tejemos pacientemente nuestro autoengaño, construimos trabajosas estructuras para aislarnos de la verdad.
Si creemos que la vida ha sido injusta con nosotros abramos las ventanas, derribemos muros, iniciemos nuevos caminos.Estemos atentos a los mensajeros, la realidad está plena de signos, señales y coincidencias.Escuchemos la voz que nos habla en lo profundo del corazón, no hagamos resistencia a la fuerza del Amor.
Ver y mirar con detenimiento el dolor de quienes nos rodean es un gran aprendizaje. Es la manera de empezar a acompañar.
Asumir la carga de sufrimiento que llevamos a cuestas es un buen comienzo para aliviarla.
Como decía el Dr. Edward Bach:

“Gracias hermano Dolor, aprenderé la lección y así podré liberarte.”

Lic. Adrián Tucci

2 comentarios:

  1. Gracias Rosa María por dejar estos pensamientos, que trataré de tener en cuenta cuando me sienta sin salida ante algunas situaciones.
    Un abrazo

    "Si creemos que la vida ha sido injusta con nosotros abramos las ventanas, derribemos muros, iniciemos nuevos caminos."

    ResponderEliminar
  2. AURORAINES: También la frase que dejas es sabia, ya lo dice el refrán: Renovarse es vivir... pero no solo de cosas materiales, sino de pensamientos, actitudes y con una mentalidad abierta al cambio.
    Besos

    ResponderEliminar

Me alegra tu visita. Gracias.